Porque sabemos que la primavera la sangre altera 🙂 queremos regalarte una sesión de fotografía de preboda o lovesesion en Madrid.

Si te apetece pasar una tarde de risas y emoción con tu pareja, y tener un recuerdo para siempre, ¡esta es tu ocasión!

Sólo del 12 al 22 de mayo…. accede al siguiente link y ¡PARTICIPA! 

Nos encantan estas sesiones, podríamos decir que después de las sesiones de fotografía boda, son nuestras favoritas.

Pasamos una tarde y en algunas ocasiones, casi todo un día con la pareja, riendo, emocionándonos y sobre todo disfrutando de cada minuto, ¡las sesiones de fotografía de preboda son muy especiales!

Cuando vamos a hacer una sesión de preboda siempre preguntamos a la pareja…. ¿en qué lugar os gustaría que fuera? puede que les apetezca que sea en el lugar donde se conocieron, donde tuvo lugar la pedida de mano, o puede que simplemente quieran que su ciudad o pueblo, sea el escenario de la sesión. Sin duda, siempre es mejor que el lugar donde se lleve a cabo, sea un lugar que “diga algo a la pareja”, que les trasmita emociones, y sobre todo, en el que se sientan cómodos.

Por el contrario, si prefieren que el lugar o el itinerario lo elijamos nosotros, ¡sin problema! tenemos muchos rincones secretos de Madrid donde nos encanta lanzar fotos, y además, nos gusta innovar y proponer a nuestras parejas nuevas localizaciones, siempre que casen con su estilo y con la estética que están buscando para la sesión .

Aunque parece que esta sesión es una sesión de fotografía tranquila, donde los futuros novios van relajados, ya que no se trata del día de la boda, en muchas ocasiones nos encontramos con parejas que llegan a la sesión con muchos nervios. Y es que nunca es fácil ponerse delante del objetivo cuando no eres un modelo profesional.

Pero los nervios suelen durar poco…. comenzamos siempre con una pequeña charla, durante la que ya vamos lanzando algunas fotos, luego si vemos que persisten los nervios, hacemos una paradita y aprovechamos para coger fuerzas con pequeño aperitivo, y tras estos primeros minutos, ¡el resto es pan comido! Los nervios han desaparecido, la pareja cada vez se siente más cómoda y eso se nota en el resultado final, siempre fresco y sin posados.

Huimos de las caras forzadas, de los gestos poco naturales, y de las poses; cuando comenzamos la sesión siempre nos preguntan… ¿y ahora que hacemos? y nuestra respuesta es siempre la misma, pasear y hablar entre vosotros, como si estuvierais disfrutando de un tarde juntos; si queréis pararos en un escaparate, en una tienda, o si queréis coger una calle u otra, es vuestra elección, ¡nosotros os seguimos!

No nos enrollamos más, podríamos pasarnos, rato y rato hablando de las sesiones de preboda, pero por hoy es suficiente 😉

Y ya sabes, si no resultas premiado en el sorteo, y te quedas con las ganas, ¡llámanos! estaremos encantados de hacer tu sesión de fotografía de preboda.

¡A PARTICIPAR!