Descripción del proyecto

Preboda otoñal en la Sierra de Madrid, calidez y mucho amor…

Nos encanta buscar nuevos escenarios, nuevas localizaciones para adaptarnos siempre a los gustos de nuestros novios.

En este caso Belén y Javier nos pidieron un entorno natural, con toque otoñal para hacer la sesión de preboda, y nos pusimos manos a la obra.

Tras visitar varios espacios las semanas previas a la sesión, finalmente nos decantamos por Cercedilla, sus árboles de gran tamaño nos tienen enamorados, y el riachuelo que recorre las dehesas es perfecto.

El otoño nos tiene enamorados…

Nos encanta el otoño, creemos que es una de las mejores épocas del año para sesiones de preboda y pareja, ¿no crees? Los colores, la luz, el otoño lo tiene todo para crear un escenario romántico.

Para la sesión pensamos en un outfit para la pareja cómodo y que combinara con el ambiente, y como no, les propusimos llevar algunos complementos que siempre dan un puntito muy personal a la sesión: sus invitaciones de boda, fotos de sus padres el día de su boda, de ellos cuando eran pequeños, algún regalo previo a la boda que sea especial, en definitiva cositas que hablen de ellos, y de lo que será su gran día. 

Belén y Jorge son tímidos y encantadores a partes iguales, un amor de pareja. Comenzaron con muchos nervios, pero poco a poco se fueron relajando y se dejaron llevar; le perdieron rápido el miedo a la cámara, y disfrutaron de una experiencia diferente. En definitiva de eso se trata, de disfrutar de una experiencia única que además va a suponer un recuerdo para siempre.

Esperamos que te guste su sesión de preboda 100% otoñal, ¡la mejor época del año!